Las Colinas quiere movilizar a todos los vecinos para reclamar la comisaría

Desde Las Colinas se quiere impulsar un movimiento vecinal para reclamar la Policía Nacional./IDEAL
Desde Las Colinas se quiere impulsar un movimiento vecinal para reclamar la Policía Nacional. / IDEAL

La asociación de vecinos del barrio busca el apoyo del resto de colectivos vecinales y considera necesaria la presión ciudadana para reivindicar más seguridad

JULIO VALDIVIAROQUETAS DE MAR

Cansados de la escasa implicación de colectivos sociales en el tema y de las pocas iniciativas políticas en este sentido, la Asociación de Vecinos de Las Colinas de Aguadulce ha decidido hacer propia la reivindicación de una comisaría de Policía Nacional para el municipio y anuncia una serie de acciones para que esta vieja aspiración sea apoyada por el mayor número de asociaciones vecinales posible.

Así lo aseguró esta semana a IDEAL su presidente, Juan Carlos Oyonarte, que se mostró muy criticó con la actual situación y la escasa repercusión social que en Roquetas tiene el problema de la seguridad. «Es un tema muy importante que no tiene ninguna presión ciudadana y la postura de los partidos de la oposición es muy pobre; no puede seguir dándose el caso de que estemos sin Policía Nacional y no exista presión desde la sociedad civil», advirtió.

Oyonarte denunció que «la ciudadanía de este municipio parece haber asumido un rol de espectador y nosotros entendemos que no puede ser indiferente ante problemas como que la Policía Local y la Guardia Civil se personen media hora más tarde de recibir un aviso de robo porque están bajo mínimos». «Ahora vamos a ser los ciudadanos los que tenemos que exigir soluciones», anunció.

Por ello, el colectivo vecinal pretende abanderar esta histórica aspiración anunciando una «marcha vecinal» que le llevará a mantener contactos con todas las asociaciones de vecinos del término municipal para que se unan a la petición. Una iniciativa que cuenta también con el apoyo del Sindicato Unificado de Policía SUP.

«Buscaremos el apoyo de todas esas asociaciones de vecinos a las que el Ayuntamiento siempre da la espalda», dijo el presidente de Las Colinas, que también invitó a los vecinos de los barrios que no tengan asociación activa, a que firmen el manifiesto a favor de la seguridad en Roquetas, para que sus barrios también estén representados en esa petición, con la que se aspira a que el Ayuntamiento se sienta presionado para exigir al Gobierno una comisaría a la que el alcalde roquetero, Gabriel Amat, parece haber renunciado tras los anuncios realizados este verano, si bien el primer edil nunca mostró mucho entusiasmo por ese proyecto.

El manifiesto se apoya en tres reivindicaciones claras. La primera es la mencionada implantación de una comisaría de Policía Nacional. La Asociación de Vecinos de Las Colinas recuerda que Roquetas es uno de los tres mayores municipios de España sin este servicio y que en el caso de este municipio se producen una serie de cuestiones como es su multiculturalidad, que la hacen más necesaria aún, teniendo en cuenta que las competencias en Extranjería son de la Policía Nacional, cuerpo presente en las ciudades.

La Asociación de Vecinos de Las Colinas pide también la coexistencia con la Guardia Civil y niega que el número de efectivos de la Benemérita tenga que reducirse con la apertura de una comisaría, teniendo en cuenta que la actual plantilla está bajo mínimos y que ambos cuerpos se pueden repartir las zonas a cubrir. En este sentido, el colectivo vecinal acusó al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, de «mentir», cuando tras rechazar la apertura de una comisaría, anunció un importante refuerzo en la plantilla de la Guardia Civil «a bombo y platillo», según la asociación. Un refuerzo «ficticio» ya que buena parte de los agentes están en prácticas. «Eso no es un refuerzo, eso es una escuela», criticó Oyonarte.

Por último, los vecinos de Las Colinas, que esperan tener el respaldo de los habitantes del resto del municipio, también exigen un aumento de la plantilla de la Policía Local que «funciona bajo mínimos».

Denuncian la existencia de turnos de noche con sólo una patrulla para Roquetas y otra para Aguadulce y El Parador y serias carencias en un cuerpo que lleva más de una década sin aumentar el número de efectivos, ya que en este tiempo la plantilla no sólo no ha aumentado, sino que se ha reducido como consecuencia de jubilaciones, bajas y fallecimientos.

Fotos

Vídeos