Balance positivo del año para la concejal no adscrita, López Carmona

La edil defiende todos sus posicionamientos de los últimos meses, "incluso los más controvertidos"

R. I.

La concejal no adscrita, María José López Carmona, ha hecho recientemente un balance del año que acaba de terminar, en el que la edil abandonó las filas del PSOE, manteniendo su acta de concejal, y convirtiéndose en el principal apoyo del PP en esta recta final de la legislatura. La edil hace un balance positivo de este año pasado, mencionando cuestiones como «el desbloqueo del servicio de limpieza o la aprobación de unos presupuestos que miran hacia necesidades básicas, empleo, infraestructuras importantes o la salud», aseguró.

La concejal no adscrita reconoció que el comienzo del año «fue muy duro» para ella, acusando al secretario general del PSOE de Roquetas, Manolo García, de «afán de poder», lo que desencadenó los acontecimientos que acabaron con el abandono de la edil de las filas socialistas.

Un cambio que López Carmona asegura que le ha dado la posibilidad de «hacer realmente la política cercana y de consenso que siempre he defendido, la política útil que busca el bien del municipio y de sus vecinos, la política del sentido común y no de los intereses partidistas, la política de la participación vecinal, que parte de la ciudadanía y revierte a la ciudadanía, en fin, la política con mayúsculas que necesita Roquetas de Mar».

Así, la concejal no adscrita ha defendido todos sus posicionamientos de los últimos meses «incluso los más controvertidos», afirmando que se han realizado «con la certeza de que todos y cada uno van encaminado a hacer de Roquetas de Mar una ciudad del mañana, moderna, que conjugue tradiciones con innovación y desarrollo con sostenibilidad, como trampolín de crecimiento y prosperidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos