El Ayuntamiento pierde en el TSJA su recurso contra una de las primeras expropiaciones de la Variante

El Ayuntamiento pierde en el TSJA su recurso contra una de las primeras expropiaciones de la Variante

Aunque ha acabado expropiando a todoslos afectados que lo solicitaron, el Consistorio recurrió una resoluciónde la Comisión Provincial de Valoraciones quele obligaba a hacerlo

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

El Ayuntamiento de Roquetas de Mar ha perdido recientemente el recurso que interpuso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía contra una de las primeras resoluciones de la Comisión Provincial de Valoraciones que daba la razón a un agricultor afectado por las obras de la Variante y que reclamó ser expropiado.

Y es que aunque curiosamente el Consistorio decidió poco después de este caso iniciar el proceso de expropiación de los terrenos para todos aquellos afectados que lo solicitaran, también decidió emprender una batalla judicial contra la decisión de la Comisión Provincial de Valoraciones que ahora ha perdido en el TSJA y por la que tendrá que pagar las costas del proceso.

La resolución de la Comisión Provincial de Valoraciones ahora confirmada por el TSJA, se produjo en septiembre del año 2014, cuando el demandante, M.A.L.F, vio confirmada por este organismo su petición de ser expropiado, tras esperar 8 años algún tipo de compensación por la ocupación de sus terrenos para ejecutar las obras de la Variante.

Inicialmente el agricultor reclamó la expropiación al Ayuntamiento, pero este se negó alegando que las compensaciones de los terrenos de la citada carretera se encuentran contempladas en forma de edificabilida en el Z-SAL-01, el polémico sector de Las Salinas que el Consistorio vinculó en el PGOU a los terrenos de la Variante, el hospital y la ampliación de la depuradora. Sin embargo, el retraso y el incierto futuro de ese sector, hizo que la mayoría de los propietarios afectados reclamaran en su momento ser expropiados, en lugar de esperar esa incierta compensación en edificabilidad, en un momento en el que la burbuja inmobiliaria acababa de estallar.

Fue finalmente la Comisión Provincial de Valoraciones la que dio la razón al afectado, al que se reconoció no solo el derecho al pago de los terrenos ocupados, sino también a la indemnización por las cosechas perdidas durante todos los años en los que se quedó sin invernaderos y sin compensación alguna. En total, 1,4 millones de euros que el Ayuntamiento terminó pagando un año y medio después, pese a seguir batallando en los tribunales en contra de la decisión.

Como se recordará, fueron los problemas para la obtención de los terrenos, a lo que se comprometió el Ayuntamiento de Roquetas ahorrando a la Junta de Andalucía una millonaria cantidad que normalmente asume en este tipo de proyectos, la principal causa de la paralización de las obras de la vía durante años, junto con las restricciones presupuestarias que se produjeron con la crisis económica.

Un año después de que la Comisión Provincial de Valoraciones diera la razón al primer agricultor afectado que lo denunció, Ayuntamiento y Junta de Andalucía alcanzaron un acuerdo por el que el Consistorio asumía las expropiaciones de los terrenos y los ponía, como se comprometió más de una década antes, a disposición de la Administración autonómica.

A partir de ese momento las obras pudieron reanudarse y se ejecutaron con gran rapidez en dos tramos. Por un lado, en el verano de 2017 se abrió el tramo entre la carretera de Las Losas y el enlace de Las Salinas, y poco más de un año después se finalizaría la vía prevista al completo. Si bien, desde que se abriera al tráfico, aún sigue sin ponerse en servicio la vía de acceso por El Solanillo, que cuando se inauguró la Variante se dijo que tardaría unos días más.

La Variante es la mayor obra de infraestructura ejecutada en el municipio en los últimos años, que acaba con los problemas que surgieron cuando en su día el trazado de la Autovía del Mediterráneo dejó sin una debida conexión a buena parte del municipio. Con una única salida en El Parador, vecinos y los miles de visitantes de este municipio de casi 100.000 habitantes, se veían obligados a atravesar las principales avenidas de Roquetas hasta llegar a las urbanizaciones turísticas, en un recorrido que en los meses de mayor tráfico podía implicar una hora.

Con la Variante, la conexión entre la A7 y las urbanizaciones turístias apenas lleva unos minutos, con lo que el cambio ha sido muy importante tras ejecutar esta vía de 7,4 kilómetros y una inversión de 43,3 millones de euros por parte de la Junta de Andalucía. A esa cantidad se suman los pagados por el Ayuntamiento de Roquetas por los terrenos que discurren por su término municipal, unos 30 millones de euros según algunos cálculos, mientras que la parte que discurre por Vícar la asumió la Junta directamente, como hace con estos proyectos de infraestructuras normalmente.

La vía cuenta con enlaces con la carretera de Las Losas, Las Salinas, la carretera de Zamora (también conocida como de la Yegua Verde) y la carretera de La Mojonera, concluyendo en una gran rotonda junto al futuro parque de bomberos, desde el que parte una vía de penetración de unos 2 kilómetros hasta la Urbanización de Roquetas, también incluida en el proyecto.

 

Fotos

Vídeos