El Ayuntamiento externalizará los trabajos de poda de árboles de varias zonas del municipio

El contrato también implicará la recogida de restos de podas. :: R. I./
El contrato también implicará la recogida de restos de podas. :: R. I.

Se han repartido los árboles en cuatro zonas y las empresas adjudicatarias deberán encargarse también de la retirada de los restos vegetales

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

El Ayuntamiento de Roquetas de Mar ha sacado a licitación recientemente el contrato para la realización de labores de poda en el término municipal por un periodo de dos meses, con el que espera poder mejorar el mantenimiento de los parques del municipio, que como se sabe, hace tiempo que viene generando una enorme polémica por la evidente falta de medios para ello.

Así, además de la contratación inminente de una treintena de jardineros, el Consistorio quiere externalizar parte de los trabajos de poda, que suelen ser muy laboriosos y ocupar bastantes recursos de los servicios de jardinería municipales. Unas labores para las que ha previsto una inversión de 115.702 euros más IVA, a falta de que se adjudiquen los trabajos una vez cerrado el concurso.

En el pliego de condiciones, al que ha tenido acceso IDEAL, se contempla que el contrato se centrará en la ejecución de podas en los lugares señalados, para los que las empresas aspirantes deberán garantizar que se realizarán por parte de personal cualificado y cuyos trabajos incluirán la retirada de restos vegetales hasta los contenedores específicos establecidos, lo que de paso aliviará la carga de trabajo de la empresa Urbaser en este terreno, sin que se sepa si ello implicará modificaciones en su contrato.

El programa diseñado para llevar a cabo las podas, ha dividido los lugares afectados por esta externalización de servicios en cuatro lotes diferentes, casi todos ellos ubicados en la zona norte del término municipal y cada uno con un valor estimado para el contrato.

De esta forma, el primer lote se centrará en las labores de poda en Roquetas centro y parte de Playa Serena, concretamente en la avenida Juan Carlos I (con la poda de un total de 147 grevilleas), Paseo de los Baños (podando 201 ficus), plaza Castelar (20 ficus), plaza Canaletas (12 ficus) y avenida Aduana, concretamente en los aparcamientos de la Plaza de Toros (41 ficus. También se incluyen en él 120 ficus repartidos por la avenida de Playa Serena. Este lote tiene un valor de 13.960 euros más IVA.

El segundo lote, valorado en 40.958 euros, afectará a diferentes lugares de la Urbanización de Aguadulce, en concreto: plaza Las Yucas (26 ficus), plaza Ondina (29 ficus), plaza Torre Marina (53 ficus), plaza Caribe (24 ficus), plaza Brisamar (114 ficus), plaza Torre Clara (28 ficus), plaza Neptuno (28 ficus), plaza Apolo y Limonar (43 ficus), plaza Playa Paraiso (37 ficus), plaza Géminis (37 ficus), plaza Los Hibisco (32 ficus), plaza Eucalipto (13 ficus), calle Cedro (13 ficus), calle Ciruelo (20 ficus) y calle el Plátano (34 ficus).

Un tercer lote, valorado en 55.460 euros más IVA, afectará a Aguadulce norte. En concreto, a la avenida Pedro Muñoz Seca (43 jacarandas y 117 ficus), avenida Santa Fe y calle Canadá (129 ficus y jacarandas), calle Dallas (50 ficus), rambla La Gitana (186 tipuanas y jarandas), rambla La Escucha (69 ficus y jacarandas), plaza Girasol (18 árboles variados), plaza Hermanos Martín Escudero (37 ficus) y calles Roma, Nápoles, Salerno y Milán, donde hay un total de 56 ficus.

Por último, un cuarto lote, valorado en 29.621 euros, se centrará en labores de Aguadulce centro y El Parador centro. En concreto, en el caso de Aguadulce, se llevarán a cabo en plaza Lanzarote (25 ficus), plaza La Concha (19 ficus), calles Isla Cristina e Islas Cíes (68 ficus) y avenida de la Paz (97 ficus y jacarandas). En el caso de El Parador, se harán podas a través de la empresa ganadora del cuarto lote, en el parque de La Fabriquilla (24 ficus), la zona verde de La Fabriquilla (15 árboles variados), avenida Carlos III (55 árboles variados) y carretera de Alicún (ficus y tipuanas, sin determinar número).

Como se sabe, el mantenimiento de los parques y jardines del término municipal es una de las cuestiones que mayores críticas viene cosechando en los últimos años, indignación que creció exponencialmente este pasado verano. Asociaciones de vecinos y residentes en la ciudad, vienen denunciando la falta de presencia de jardineros durante meses en algunos lugares, hasta el punto de que en barrio como Las Colinas, se han tenido que organizar los propios vecinos para hacer algunas labores.

Las medidas adoptadas afectarán únicamente a los próximos meses, ya que las podas supondrán un contrato de dos meses, mientras que los jardineros serán contratados por un año, lo que ha dado pie a críticas de electoralismo por parte de la oposición, a la vista de la cercanía de las próximas elecciones municipales.

 

Fotos

Vídeos