El Ayuntamiento elimina por fin las vallas de obra del Parque de Los Bajos

Imagen de las nuevas vallas instaladas./J. V.
Imagen de las nuevas vallas instaladas. / J. V.

Permanecieron en las inmediaciones de la entrada del pabellón Infanta Cristina durante alrededor de año y medio

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

El Parque de Los Bajos, una de las grandes obras millonarias del Ayuntamiento de Roquetas en esta legislatura, está más cerca de quedar finalizado por completo. El Consistorio retiró hace unas semanas las vallas de obra provisionales en la zona que separa la entrada del pabellón Infanta Cristina y la Plaza de Toros, que como ha venido informando IDEAL, permanecían más de un año después de la recepción de este espacio libre, por el peligro que suponía el desnivel sin señalizar que había en este punto.

La cuestión se ha resuelto finalmente instalando un vallado ya definitivo para evitar caídas. Unos accidentes que ya han ocurrido en varias ocasiones en este parque, ante la inexistencia de señalización visual suficiente para advertir de algunos desniveles. Es el caso de los aparcamientos de la calle Reina Sofía, donde la acera y la parte de aparcamientos son del mismo hormigón, lo que dificulta la distinción del escalón, especialmente para las personas mayores.

No es la única cuestión pendiente de resolver en este parque. Otro de los asuntos que sigue despertando malestar entre los vecinos es la falta de funcionamiento de las tres zonas de fuentes con que cuenta el parque y que apenas funcionaron unos días el año pasado, sin que se haya vuelto a saber de ellas.

Tampoco están señalizados debidamente los aparcamientos de la calle Reina Sofía y José María Cagigal. En Juan Carlos I además, sigue sin resolverse el problema de visibilidad que suponen esos aparcamientos en algunos pasos de peatones, donde no se previó en su día que la acera sobresaliera como ocurre en todas las calles (de hecho, sí ocurre en Reina Sofía en la misma zona afectada por el proyecto) ni se ha dejado espacio suficiente para que los vehículos adviertan con tiempo la presencia de peatones, algo especialmente problemático en el más cercano a Correos.

 

Fotos

Vídeos