El apeadero de autobuses abre por fin sus puertas este lunes tras año y medio cerrado

Los usuarios del bus a Madrid han estado casi un año y medio cargando sus maletas en la calzada. /
Los usuarios del bus a Madrid han estado casi un año y medio cargando sus maletas en la calzada.

Se cerró en octubre de 2016 para cambiar el sentido de entrada de los buses y afectado por las obras del Mercado de Abastos

JULIO VALDIVIA idealroquetas

Los usuarios del transporte público de Roquetas, incluidos los turistas que usan los buses de la línea con Madrid, recuperarán este lunes por fin el apeadero de autobuses del municipio tras cerca de un año y medio cerrado por parte del Ayuntamiento de la localidad.

Así lo anunció hace unos días el Consorcio Metropolitano de Transportes y el propio Consistorio roquetero, en ambos casos a través de las redes sociales.

El cierre de esta instalación se produjo en octubre de 2016 por la intención del Ayuntamiento de cambiar el sentido de entrada de los buses, además de igualar el diseño de aceras y mobiliario urbano al del resto del entorno del Mercado de Abastos. Una obra aparentemente sencilla, que se ha llevado cerca de año y medio, de hecho, de toda la zona afectada por las obras del Mercado, el apeadero es lo último en abrir.

El asunto del cierre del apeadero ha sido tratado en varias ocasiones en el pleno municipal por los partidos de la oposición, particularmente PSOE e IU, preguntando por los motivos del retraso, rogando la apertura y criticando lo que consideran una muestra más de la falta de interés del equipo de Gobierno por el transporte público. Hasta el momento, desde el Consistorio no se han llegado a explicar los motivos del retraso, y las comunicaciones con respecto al apeadero se han limitado a un aviso vía redes sociales cuando se cerró, y un nuevo aviso de su apertura por la misma vía este fin de semana.

El cierre también ha salpicado al Consorcio Metropolitano de Transportes, dependiente de la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía, al que se ha llegado a acusar de pasividad y connivencia con el Ayuntamiento, extremo éste negado por el entonces delegado de Fomento, Joaquín Jiménez, que recordó que la gestión de esta instalación depende exclusivamente del Ayuntamiento de Roquetas, al que la Junta de Andalucía, que fue quien la construyó, cedió en su momento.

Tal y como informó IDEAL hace unos meses, el cierre del apeadero ha afectado a los viajeros de los servicios metropolitanos, particularmente los usuarios de la línea del hospital del Poniente, que junto con los viajeros del bus a Madrid, han tenido que esperar y acceder a los autobuses en la Avenida Curro Romero, en paradas improvisadas sin señalización de horarios, ni marquesinas o protección contra la intemperie y debiendo incluso cargar las maletas invadiendo la calzada de esta transitada calle. También lo han sufrido, aunque en menor medida, los viajeros de las líneas que comunican con Almería, ya que en este caso tenían como opción la parada de la Avenida de Roquetas y la parada del antiguo Mercado de Abastos, para poder acceder a los buses.

Otro problema sufrido es que ante el escaso número de puntos de recarga de la tarjeta del Consorcio en el municipio, muchos usuarios de Roquetas centro han tenido que desplazarse expresamente a la cafetería del apeadero, que sí permanecía abierta, para poder recargar, y recorrer la distancia entre el apeadero y las paradas operativas para poder usar el servicio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos