Amplio respaldo a la declaración de humedal de la Ribera de la Algaida

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR.

Mientras la controversia sigue en Las Salinas de San Rafael, donde los planes urbanísticos del Ayuntamiento de Roquetas de Mar siguen avanzando para construir sobre ellas una gran urbanización, la vecina Ribera de la Algaida sigue ganando protección. Como ya informó IDEAL en su día, la Junta de Andalucía incluyó este espacio dentro de su catálogo de humedales, una medida que costó largos años de peticiones y reivindicaciones por parte de sus defensores.

La inclusión de la Ribera de la Algaida como humedal, que como ya informó IDEAL la semana pasada es considerada insuficiente por asociaciones como Serbal, que reclaman una mayor protección legal, cuenta con un apoyo casi unánime. Entre esos apoyos destaca el del Ayuntamiento de Roquetas de Mar, que parece haber dado un giro sobre este asunto, posiblemente por la presión que está recibiendo con respecto a sus planes de urbanización de Las Salinas. El Consistorio roquetero no solo se ha mostrado partidario de la declaración de humedal, sino que ha presentado un escrito de alegaciones a la misma, argumentando aún más los valores medioambientales de este espacio, sobre el que hasta hace bien poco negaba cualquier valor, llegó a planificar un campo de golf y otras instalaciones deportivas, y tumbó en los tribunales junto a los promotores, el deslinde de Costas que lo protegía, aprovechando un defecto de forma en los plazos de la tramitación del mismo.

El cambio radical del Ayuntamiento de Roquetas de Mar sobre la Ribera de la Algaida se constata en sus alegaciones, en las que destaca la gran cantidad de especies amenazadas que existen en este lugar y se asegura que «es un humedal con un gran valor por su rareza o representatividad de interés geomorfológico y de interés cultural». En su escrito de alegaciones, el Consistorio asegura que «los humedales mediterráneos destacan por su gran valor ecológico, social y económico, y cumplen una función especial, como refugio de las aves migratorias y cobijo para alimentarse y reproducirse, además está documentada la relevancia en el mantenimiento del microclima y su contribución en la captación y emisión de carbono».

El escrito, firmado por la concejal de Suelo y Vivienda, Transporte y Movilidad, Eloísa Cabrera, llega incluso a reclamar una relación detallada de los invertebrados de este lugar, sobre el que el Ayuntamiento, junto a los promotores, encargó en su momento estudios que negaban el valor ambiental que ahora reconoce.

Además del apoyo del Ayuntamiento de Roquetas de Mar a la declaración de humedal, la medida también ha sido bien recibida por las asociaciones que durante tantos años la reclamaron, lógicamente. Es el caso del Grupo Ecologista Mediterráneo, que también ha presentado alegaciones a la decisión adoptada por la Junta de Andalucía, en las que se manifiesta en primer lugar «nuestro total acuerdo en la inclusión de estas zonas (refiriéndose tanto a la Ribera de la Algaida como al Salar de los Canos de Vera) en el Inventario Andaluz de Humedales».

No obstante, la visión del GEM es más ambiciosa en sus alegaciones, asegurando que «la valoración y descripción que se hace de las mismas en la documentación es correcta, pero la superficie y los límites deberían ampliarse, en el caso de los límites, para hacerlos coincidir con elementos significativos y fácilmente reconocibles como caminos o carreteras».

En el caso concreto de la Ribera de la Algaida, el Grupo Ecologista Mediterráneo defiende que la zona de humedal «debería incluir los terrenos situados más al sur, antiguas salinas hoy abandonadas, pero que se inundan con frecuencia, lo que hace que sean frecuentadas por gran parte de fauna que se cita en la documentación». Recuerdan que Las Salinas «están consideradas como zona de riesgo por inundaciones» y piden en su alegación mayor claridad en los límites, que «deberían coincidir con el viario existente, y no dejar una franja de terreno entre la delimitación propuesta y el viario, que puede aumentar la presión urbana y agrícola sobre la zona húmeda», aseguran en el escrito de alegaciones presentado hace unas semanas ante la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos