La amenaza urbanística sobre Las Salinas llega a un congreso internacional celebrado en Vitoria

La amenaza urbanística sobre Las Salinas llega a un congreso internacional celebrado en Vitoria

La situación de Las Salinas y la falta de interés de las instituciones almerienses, han despertado interés entre los expertos internacionales, que han podido acercarse a la problemática con dos ponencias

JULIO VALDIVIAROQUETAS DE MAR

El País Vasco es el escenario esta semana el III Congreso Internacional de Antropología de la Sal, organizado conjuntamente por la Fundación Valle Salado de Añana y la Universitatea Alexandru Ioan Cuza, con el objetivo de tratar diversos aspectos sobre la relación del hombre con la sal, para lo que se cuenta con expertos de nivel mundial.

Se trata de un congreso que ya se ha celebrado en lugares como México y cuya próxima edición tendrá lugar en Japón. En el caso de la cita del País Vasco, entre sus conferencias ha habido dos que han acercado a los asistentes la situación que se vive en Roquetas y el riesgo de desaparición de lo que queda de Las Salinas de San Rafael.

Hasta Vitoria se desplazó una representación roquetera encabezada por Juan Miguel Galdeano, de 'Salvemos Las Salinas' y coordinador de la plataforma 'Unidos por Turaniana', que participó en las dos conferencias sobre el problema de Las Salinas roqueteras, algo que según explicó a IDEAL «despertó especial atención entre los asistentes».

La primera ponencia se centró en la evolución de las salinas de todo el Poniente almeriense y particularmente las de Roquetas de Mar, a lo largo de la historia. Exponiendo un trabajo en el que además de Galdeano, han intervenido la arquitecta Marina Morón y el experto medioambiental José Manuel López Martos.

En ella se trató la histórica vinculación con la sal del Poniente almeriense durante siglos y cómo esa estrecha relación se rompe a mediados de los años 50 del siglo pasado, ante la aparición de dos fenómenos que marcarán la historia de la comarca: la agricultura intensiva y el auge del turismo. Con la evolución de ambos sectores económicos y el declive de la actividad salinera, el espacio para ello va desapareciendo y en los años 80 se decide recortar un primer trozo de las viejas Salinas de San Rafael, con el desarrollo de la zona del Paseo de Los Baños, avenida Juan Carlos I y alrededores, algo que continuará en los 90 con la urbanización de la primera fase del barrio de Las Salinas en el que se encuentra el Teatro Auditorio.

Galdeano expuso en su intervención el factor sociológico singular de este fenómeno, ya que «nadie se opuso a aquello», algo que en su opinión se explicaría por el hecho de que a Roquetas llegó mucha población foránea «que no tenía conciencia salinera y no supo valorar ese patrimonio, y en general ningún otro patrimonio histórico de Roquetas».

La segunda conferencia se centró en 'Salvemos Las Salinas', es decir, el movimiento social que ha surgido para salvar el apenas 20% que queda de las viejas Salinas de San Rafael. Esa ponencia habló del factor ciudadano que interviene en este punto, alejado de cualquier poder político, para defender este espacio vinculado a la historia de Roquetas.

El asunto despertó en este punto gran interés entre los asistentes, que se interesaron por la ausencia de figuras de protección de las viejas salinas y se «indignaron» por lo que está ocurriendo en Roquetas, sobre todo tras ver dos vídeos sobre la cadena humana y las reacciones de la ciudadanía ante los planes urbanísticos del municipio.

Galdeano, de camino ayer de vuelta hacia Roquetas, resaltó la gran diferencia que existe entre las instituciones del País Vasco a la hora de defender y valorar el patrimonio histórico, en este caso salinero, comparado con las posturas que al respecto tienen el Ayuntamiento de Roquetas, la Diputación de Almería y la Junta de Andalucía. «Se nota que allí instituciones como la Diputación de Álava sienten mucho y se creen mucho lo que tienen, por lo que los defensores de las salinas tienen un apoyo institucional que nosotros aquí no solo no tenemos, sino que estamos lidiando contra las instituciones».

De hecho, a los participantes en el congreso les regalaron un libro de la Diputación de Álava sobre las salinas del siglo XIX, que dedica un capítulo entero a las de Roquetas de Mar. «Es curioso que desde Álava se haya prestado más atención que desde Roquetas y Almería a nuestro pasado salinero».

Del viaje al País Vasco, 'Salvemos Las Salinas' también regresa conociendo el modelo de Fundación que ha puesto en valor las viejas salinas del Valle Salado de Añana, que con apoyo institucional de primer nivel ha recuperado toda la zona, algo que la plataforma quiere estudiar más en profundidad.

Del congreso, apoyado por numerosas instituciones del País Vasco, se editará un libro con las participaciones realizadas por los ponentes, entre los que se encuentran expertos de reconocido prestigio sobre la antropología de la sal de universidades de todo el mundo. Las dos conferencias centradas en Roquetas serán organizadas de nuevo en el municipio por parte de la plataforma, en un lugar y fecha por determinar.

Un movimiento ciudadano que despierta interés en el exterior

No es la primera vez que el movimiento de 'Salvemos Las Salinas' despierta interés fuera de las fronteras provinciales. Hace unos meses la plataforma ya pudo impartir otra conferencia en un congreso de patrimonio en Sevilla, siempre centrándose en la relevancia que supone un movimiento ciudadano luchando contra las administraciones públicas para salvar un espacio. Como se recordará, 'Salvemos Las Salinas' se opone a los planes urbanísticos del Ayuntamiento de Roquetas, que pretende desarrollar toda la zona comprendida entre Aguadulce, El Parador y Roquetas (con la salvedad de la Ribera de la Algaida, que tras años de lucha parece a salvo) con la construcción de miles de viviendas. Asociaciones del prestigio de Hispania Nostra, ya advirtió del riesgo de desaparición de las viejas salinas, como ya informó IDEAL.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos