Amat presenta un proyecto para conectar la variante con Las Salinas sin terrenos ni permisos de la Junta

Desde la rotonda de acceso a la variante se construirá una vía hasta la avenida Reino de España./J. VALDIVIA
Desde la rotonda de acceso a la variante se construirá una vía hasta la avenida Reino de España. / J. VALDIVIA

El diseño contempla una inversión de 1,4 millones para hacer un puente en la rambla de esta zona y conectar el enlace de la variante con la avenida Reino de España

JULIO VALDIVIAROQUETAS DE MAR

El alcalde de Roquetas de Mar ha presentado estos días un esperado proyecto para conectar el enlace de la variante de la ciudad con Las Salinas a través de la Avenida Reino de España, algo de lo que ya se habló hace casi dos años, cuando se abrió el citado enlace del centro comercial. La intención es que las obras se liciten en breve con el fin de que puedan ejecutarse cuanto antes, dada la necesidad de aliviar la rotonda acondicionada en su día en la Carretera de Alicún en este punto, pero según ha podido saber IDEAL, el Ayuntamiento aún no cuenta con los terrenos necesarios para su ejecución, ni tampoco con los permisos de la Delegación de Medio Ambiente, que debe dar el visto bueno al implicar el paso de una rambla.

Concretamente, según consta en el informe para la licitación de las obras, aprobado hace unos días en Junta de Gobierno, «el expediente carece de la acreditación de la disponibilidad de los terrenos precisos para su normal ejecución, que es requisito indispensable para la adjudicación en todos los procedimientos». Los técnicos, advierten que «dicha omisión podría dispensarse mediante la formalización del acta de ocupación, que tampoco consta, por lo que el procedimiento de licitación debe quedar condicionado por la disponibilidad de los terrenos, sin la cual no podrá adjudicarse el contrato», se afirma en el informe.

Por otro lado, pese a la premura con la que se ha anunciado el proyecto y el anuncio de su inminente inicio, los técnicos también advierten de la remisión del proyecto, el pasado 24 de enero, a la Delegación de Medio Ambiente, teniendo en cuenta el paso de una rambla, «debiendo condicionarse la adjudicación del contrato a la emisión en sentido favorable del informe preceptivo».

Los condicionantes de los técnicos para licitar y adjudicar las obras de la citada conexión, coinciden en unos días en los que las prisas en la ejecución de otra actuación, el convenio para la construcción del hospital, tratado en la Comisión de Servicios a los Ciudadanos con una propuesta sin los campos cumplimentados y sin informes técnicos preceptivos, ha despertado una enorme polémica. Desde PSOE, IU y Tú Decides se denunció el intento del equipo de Gobierno de saltarse todos los procedimientos y solicitar un «cheque en blanco» a la oposición sin dejar claros todos los aspectos de ese convenio. Unas críticas que llevaron al alcalde, Gabriel Amat, a retrasar el pleno previsto para mañana martes, a la espera de poder contar con todos los informes legalmente exigibles.

Con respecto a los terrenos necesarios para acondicionar el nuevo acceso, el alcalde reconoció en la presentación que el proyecto «precisa de la adquisición de algunos terrenos para los que se llegará a un acuerdo con los propietarios o bien se realizarán las expropiaciones pertinentes».

La obra tiene un presupuesto de salida de licitación de 1,4 millones de euros y la intención del primer edil es que «en 40 o 60 días podamos iniciar la construcción, con el objetivo de que cuando llegue la temporada estival, de mayor afluencia de tráfico, se encuentre finalizada o casi finalizada».

Según destacó Amat, «tras la terminación de la autovía del enlace de la A7 a la Urbanización, desde el Ayuntamiento estamos trabajando para mejorar las distintas conexiones y dar solución a las retenciones que se producen en algunos puntos», dijo tras mencionar este caso de conexión con la Avenida Reino de España o el proyecto para desdoblar la Carretera del Cementerio.

En este sentido, la obra que se plantea entre la Carretera de Alicún y la Avenida Reino de España, «supondrá una importante vía que permitirá que las personas que entren al municipio desde la variante cuenten con dos opciones: continuar por la Avenida de Alicún hacia el centro comercial o acceder a Las Salinas para aquellas personas que se dirijan hacia La Romanilla o El Puerto», mencionó el alcalde.

Expropiaciones de la variante

De esta forma, «se agilizarán las comunicaciones a todos los barrios del municipio, que es una de nuestras prioridades, como se ha comprobado con la construcción de la variante, para la que el municipio ha realizado un esfuerzo muy importante». En este sentido, el primer edil recordó que el Ayuntamiento ha hecho frente a las expropiaciones de los terrenos afectados por la variante en la parte de Roquetas (en la parte de Vícar las pagó directamente la Junta, como por otro lado es habitual). Unas expropiaciones que el propio Amat cifró en 29 millones de euros asumidos por el Consistorio roquetero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos