Amat apuesta por la Guardia Civil y rechaza la comisaría de Policía Nacional

Amat confirmó la noticia adelantada por IDEAL sobre el Centro de Servicios Sociales como posible cuartel./
Amat confirmó la noticia adelantada por IDEAL sobre el Centro de Servicios Sociales como posible cuartel.

El alcalde votó contra una moción que pedía la llegada de la Policía Nacional, asegurando tener casi cerrado un acuerdo para un gran cuartel de la Benemérita

J. VALDIVIA

El Pleno del Ayuntamiento de Roquetas de Mar rechazó esta semana la petición de una comisaría del Cuerpo Nacional de Policía para la ciudad, presentada por PSOE, IU y Tú Decides, que también fue apoyada por Ciudadanos. Los votos en contra del PP y la abstención de la concejal no adscrita, María José López, impidieron que prosperara.

El argumento esgrimido por el alcalde, Gabriel Amat, para rechazar la petición es que tiene casi cerrado un acuerdo con la Guardia Civil para abrir un gran cuartel que sería «casi muy parecido al de Almería». Unas nuevas instalaciones que se abrirían con la incorporación además de alrededor de medio centenar de agentes de refuerzo.

Además, Amat confirmó la información adelantada el pasado verano en exclusiva por IDEAL, sobre el ofrecimiento del Centro de Servicios Sociales de la Avenida Curro Romero para este fin, aunque no dijo si finalmente se ha aceptado o no este equipamiento.

El alcalde roquetero aseguró que la moción presentada por los partidos de la oposición supondría «volver para atrás» ahora que ya tiene el acuerdo prácticamente cerrado con la Benemérita. «Estamos intentando hacerlo lo antes posible y creo que se hará muy rápido», anunció.

Despliegue de verano

Amat defendió el «gran resultado» del despliegue realizado el pasado verano y si bien dijo que le daba igual la Policía Nacional o la Guardia Civil, apostó por recuperar el primer convenio que se firmó en su día para un gran cuartel y que, como se recordará, quedó aparcado cuando el Gobierno planificó una comisaría, para la que también se firmó un convenio.

Desde la oposición, todos los partidos salvo la concejal no adscrita defendieron la llegada de la Policía Nacional, que a juicio de todos ellos complementaría los servicios de la Guardia Civil, permitiendo a esta que se centre en la seguridad de las zonas rurales y agrícolas.

Así lo dijo Juan Pablo Yakubiuk, de IU, encargado de defender la urgencia de la moción conjunta. El edil resaltó que la propuesta pretendía denunciar las palabras del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que el pasado verano descartó la comisaría por supuestos problemas de «coexistencia» con la Guardia Civil. Además, también denunció una inseguridad «cada vez mayor», citando especialmente una creciente preocupación por la existencia de «crimen organizado» en cuestiones de narcotráfico, explotación de personas o robos en viviendas.

Equiparación salarial

El edil de IU apoyó la manifestación por la equiparación salarial del próximo 9 de marzo, en la que policías y guardias civiles van de la mano, algo que «da una lección a los que han usado la comisaría para enfrentar a la Guardia Civil y la Policía Nacional», en referencia al alcalde y el ministro del Interior.

Para Yakubiuk, «Roquetas no puede ser una ciudad de segunda en seguridad ciudadana» y recordó que la Policía Nacional está desplegada en capitales de provincia y grandes municipios, atribuyéndole una mayor especialización en delitos que se cometen en el ámbito urbano.

La petición fue apoyada por el PSOE, cuyo portavoz mencionó los datos del Ministerio del Interior en los que se reflejan incrementos del 17,3 por ciento en delitos de robo con fuerza en domicilios en el caso de Roquetas, mientras que localidades con comisaría como El Ejido o Motril han visto descender esos delitos un 35 y un 19 por ciento respectivamente.

García también defendió la comisaría por el tamaño que tiene Roquetas de Mar, que ya supera los 90.000 habitantes, y su especialización en cuestiones de Extranjería, que es competencia exclusiva del Cuerpo Nacional de Policía, por lo que su presencia cobra importancia, sobre todo en el caso de una ciudad con más de 100 nacionalidades diferentes y un tercio de su población extranjera. El portavoz socialista, denunció que en Roquetas hay una «actividad larvada de mafias» y consideró compatible la presencia de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, centrándose cada uno en las competencias que tiene asignadas.

La propuesta fue también apoyada por Ciudadanos, cuya portavoz, Lourdes García, defendió una comisaría porque es «lo que más interesa a los roqueteros». García recordó que su grupo ya presentó una iniciativa cuando arrancó la presente legislatura y que también presentó una Proposición No de Ley en el Congreso de los Diputados.

Por último, mencionar las palabras de la concejal no adscrita, María José López, quien dijo sentirse «desconcertada» con la moción por su carácter «político». López llegó a decir que a lo largo de los años ha llegado a la conclusión de que la comisaría de la Policía Nacional «interesa en el ámbito político y no de la seguridad ciudadana».

Una crítica que respondió el portavoz del PSOE que, sin citarla, dijo que «parece que cuando unos presentan propuestas lo hacen por iniciativa política y cuando las hacen otros es por una preocupación muy grande por los ciudadanos».

Además de Amat, desde las filas del PP también se intervino para tratar esta cuestión. El encargado de hacerlo fue el concejal de Administración de la Ciudad, José Juan Rodríguez, quien recordó que el anterior Gobierno de España llegó a planificar la comisaría en una buena coyuntura económica y no se llegó a hacer, mientras que la situación actual es más complicada, aunque ello no impide que sí se impulse un nuevo cuartel en lugar de la comisaría. Rodríguez aseguró que el pasado verano estuvieron en Roquetas 63 guardias civiles más reforzando la vigilancia, y que la experiencia piloto anunciada por el ministro del Interior ha dado resultados. Así, ofreció cifras de descensos en los datos de delincuencia procedentes de la Subdelegación del Gobierno, en las que se habla de una reducción de los robos con violencia e intimidación del 22 por ciento, las sustracciones de vehículos se recortaron en un 18% y los delitos graves y menos graves en un 24 por ciento.

El edil del PP mencionó los fuertes incrementos de plantillas que el Gobierno va a realizar y también destacó los del propio Ayuntamiento de Roquetas para reforzar la Policía Local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos