El agua desalada llega ya a todo el municipio tras concluir la red que conecta la desaladora

El agua desalada llega ya a todo el municipio tras concluir la red que conecta la desaladora

La tercera toma ha permitido aumentar la cantidad de agua desalada que consume Roquetas hasta el 80 por ciento de su gasto total, reduciendo la conductividad

JULIO VALDIVIA

El Ayuntamiento de Roquetas ha dado por concluidas las obras de construcción de la anunciada red secundaria de distribución con la que se ha conseguido una tercera toma de agua con la desaladora. La medida permite, desde este pasado fin de semana, distribuir «de forma uniforme a todos sus puntos, hogares y empresas», el agua desalada procedente de la Desaladora de Balerma.

La obra de construcción de esta tercera toma, que como se sabe generaron críticas por parte de parte de la oposición al considerar que era una inversión que no debía asumir el Ayuntamiento, han contado con un presupuesto de 727.353,22 euros y un plazo de cuatro meses que «se ha cumplido escrupulosamente», celebraba ayer el Consistorio tras una legislatura marcada por los retrasos en buena parte de las obras ejecutadas.

Con esta obra se completa la infraestructura necesaria para la distribución del agua desalada haciendo que el municipio de Roquetas de Mar sea «pionero» en su uso, y permitiendo «una mejora de la calidad del agua que supondrá un gran ahorro para todos los hogares y empresas», se aseguró en una nota de prensa. Para el alcalde roquetero, Gabriel Amat «con las conexiones que teníamos en Aguadulce y ésta que entra en el depósito municipal de La Junta y de ahí a Roquetas y Urbanización, ya tenemos el ciclo de conexión de la desaladora totalmente terminado, tras haberse realizado esta complicada obra».

La previsión municipal es que tras la incorporación del agua desalada a todas las zonas, se finalice el año con un consumo de agua desalada de más de seis millones de metros cúbicos. Una cantidad que aumenta hasta casi diez millones si se suman las cifras de 2015 y 2016, cuando el agua empezó a llegar a los hogares.

Conductividad en La Urba

La llegada por fin del agua desalada a toda la red, permitió bajar los índices de conductividad del agua en La Urbanización y Las Marinas por debajo de 1’5 ms/cm, cifra que se espera reducirá por debajo de 0’8 ms/cm en las próximas semanas. La zona sur del municipio era la que mayores problemas tenía hasta ahora en la calidad del agua, lo que en su momento provocó numerosas quejas.

Según el Ayuntamiento, el agua desalada supone ya el 80 por ciento del consumo de agua del municipio, lo que ha logrado reducir la conductividad en todo el municipio por debajo de 2,5 ms/cm. Una mejora de la calidad que ha permitido evitar la declaración de agua no potable, que según lo reconocido por el alcalde en más de una ocasión en los plenos, llegó a producirse en los análisis periódicos que se realizan sobre su calidad.

«Nos sentimos satisfechos de poder anunciar que hoy ya entra el agua desalada en cualquier casa del municipio de Roquetas», afirmó el primer edil roquetero, quien destacó la mejora en la calidad del agua del grifo en sabor, color, olor y turbidez. Todo ello redundará en una reducción en el contenido de cal del agua y un ahorro económico a los ciudadanos al no necesitar descalcificadores o equipos de ósmosis inversa, así como un menor consumo energético para calentar el agua, una mayor vida útil de infraestructuras públicas, un mayor nivel de presión en las viviendas y duchas y baños más agradables y saludables.

Además, la medida permitirá a Roquetas de Mar contar con una «doble garantía de suministro, eliminando las situaciones de desabastecimiento puntuales que se han dado históricamente, ya que se mantendrán operativos los pozos para casos de emergencia o problemas en la planta desaladora», según indicó el gerente de Hidralia en Roquetas, concesionaria del servicio, Andrés Martínez Gumbau.

Mejora de la eficiencia del suministro en un 10 por ciento

Además de la mejora en la calidad del agua y la reducción de la conductividad que tantos quebraderos de cabeza ha generado en estos años, las obras también han supuesto una importante mejoría en la eficiencia de la red de abastecimiento municipal, de casi un 10 por ciento. Así, según los datos facilitados por Hidralia, la empresa concesionaria del servicio de abastecimiento de agua y alcantarillado en el municipio, «se ha reducido en más de un millón de metros cúbicos el volumen total de agua suministrada a la red en los años 2016 y 2017». Un dato que se hace más significativo si se tiene en cuenta que el incremento en un 4 por ciento en la recogida de residuos urbanos el pasado verano demuestra un crecimiento de la población en el municipio entre junio y septiembre con respecto al año anterior que, sin embargo, no ha supuesto un incremento de agua suministrada gracias a esa eficiencia lograda en la red, según se destacó desde el Consistorio roquetero.

Además, las obras ejecutadas han permitido conseguir la reducción del volumen extraído del Acuífero del Poniente Almeriense en más de diez millones de metros cúbicos en los dos últimos años, liderando por tanto la protección de esta importantísima masa de agua de la que depende en gran medida la economía almeriense, y «evidenciando con ello la búsqueda del desarrollo del municipio desde la máxima de la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente», concluyó el gerente de Hidralia, Andrés Martínez Gumbau.

Fotos

Vídeos