La adaptación de las nuevas oficinas de Recaudación costará casi medio millón

La adaptación de las nuevas oficinas de Recaudación costará casi medio millón

Se instalarán, junto al Catastro, en un edificio de 600 metros cuadrados situado en la calle San José, a escasos metros de la Casa Consistorial

JULIO VALDIVIA

El Ayuntamiento de Roquetas de Mar sigue adelante con los planes para reubicar en un mismo edificio los servicios de Recaudación, Catastro y Gestión Tributaria, que hasta ahora estaban repartidos en dos puntos distintos. Así, tras la reciente firma del alquiler de un edificio en el centro específico para estas funciones, estos días se han licitado las obras para la adaptación del mismo.

En concreto, y como ya informó IDEAL hace unos meses, el nuevo edificio se encuentra ubicado en el número 5 de la calle San José, en una de las calles semipeatonales que dan acceso a la Plaza de la Constitución. En ese edificio, que cuenta con 600 metros cuadrados de superficie total, se instalarán los citados servicios municipales.

Las obras se estima que tendrán un coste de 449.000 euros, cifra que aún depende de la adjudicación de los trabajos en base a las ofertas presentadas. Lo mismo ocurre con el plazo de ejecución, para el que se han estimado 3,5 meses, de acuerdo con el pliego del concurso, al que ha tenido acceso IDEAL.

Las futuras dependencias municipales se repartirán en dos plantas de cerca de 300 metros cuadrados cada una de ellas. En la planta baja se ubicarán los accesos, conserjería, espacios de atención al público, así como una zona de almacén, archivo e impresión, junto a otros espacios destinados a servicios y cuarto de limpieza.

En la primera planta se contará con nuevos espacios de atención al público, además de cuatro despachos, un archivo anual, además de servicios y cuarto de limpieza.

Hasta ahora el Catastro se encontraba ubicado en un edificio anexo al Ayuntamiento de Roquetas de Mar, mientras que en el caso de Recaudación su situación es más urgente de resolver, ya que las dependencias se han quedado solas en una nave de la carretera de Alicún que también albergaba hasta unos meses el mercado de abastos provisional. Desde la apertura del nuevo mercado, las oficinas de Recaudación se han quedado en un solitario lugar alejado del centro, que ya en su día planteó retos en materia de seguridad por su ubicación, instalándose entonces sistemas de vigilancia con cámaras para mejorar las condiciones de seguridad de este lugar en el que los vecinos acuden a pagar sus recibos y tasas.

La concejal de Contratación, Maite Fernández, destacó hace unas semanas que con las nuevas oficinas se ha buscado un local cercano a la Casa Consistorial, «un local céntrico y de tránsito de los turistas que visitan la ciudad, con acceso directo desde la calle y cuya entrada sea accesible» además de contar con espacio suficiente para albergar un área de atención al público, despachos, almacenes para material de oficina y archivo , sala de reuniones y espacio para como mínimo 15 puestos de trabajo».

Para Fernández, la medida permite «optimizar recursos personales y materiales, además de dar un mejor servicio de atención al público, que no resulta viable con la actual estructura del edificio administrativo». A ello se suma la Oficina del Catastro, cuyo traslado junto a los otros dos servicios mejora en gran medida la accesibilidad de los usuarios «ya que actualmente se encuentra en un espacio poco accesible, en la parte superior del edificio central del Ayuntamiento».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos