4.000 kilómetros en bici retirando 'basuraleza'

Rafael Sanchís, junto a la bici con la que recorre España./R.I.
Rafael Sanchís, junto a la bici con la que recorre España. / R.I.

Su proyecto 'Miss Pachamama', le ha permitido retirar hasta el momento casi 700 kilos residuos, a la vez que conciencia en los colegios. Rafael Sanchís Lloret ha pasado esta semana por Almería en su viaje contra los residuos en la naturaleza

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR.

A Rafael Sanchís Lloret le cambio la vida el pasado mes de junio, cuando este joven aventurero valenciano de 27 años recorría las costas de Ibiza en kayak, navegando en solitario, y vio la gran cantidad de basuras que había en el mar. Cuenta, en un discurso ya acostumbrado a hablar con los medios de comunicación y resumir su experiencia, que allí vio a un hombre que estaba retirando residuos y ese acto de compromiso le animó a actuar. Apenas unos días después emprendió un viaje en bicicleta de casi medio año y miles de kilómetros, en lo que está siendo «la experiencia de mi vida», según cuenta a IDEAL a su paso por la provincia, donde este viernes realizó una de sus charlas de concienciación, concretamente en el CEIP Poniente de El Solanillo, en Roquetas de Mar.

La idea no solo es recoger toda la 'basuraleza' que encuentre por el camino, sino de paso, concienciar a la población y muy especialmente a los niños, del problema que genera la falta de conciencia y respeto al medio ambiente, abandonando gran cantidad de basuras en los espacios naturales.

El viaje, que inició el pasado 14 de julio en Valencia, le ha permitido recorrer ya buena parte de España, desde Aragón a la cordillera cantábrica, Castilla y León, Madrid (donde paró 10 días para descansar) y bajando hasta Andalucía. En estos momentos Rafael se encuentra en la provincia de Almería, emprendiendo ya el regreso a casa, adonde espera llegar el próximo 15 de diciembre, poniendo fin a esta aventura. De momento, lleva ya recorridos 3.987 kilómetros en los que ha recogido 688 kilos de basuras, pero sobre todo, ha llevado su compromiso a gran cantidad de personas y ha animado a otros a emprender acciones, a través de charlas en colegios, institutos, librerías o entrevistas en los medios de comunicación.

Explica que una de las experiencias más impactantes se la encontró en Asturias, en la playa del Aguilar, donde desenterrando basura se encontró en perfecto estado una bolsa de pipas y otra de patatas de la entonces 'Matutano', con fecha de caducidad de agosto de 1997. Más de 20 años después, allí seguían, recordando lo difícil que es que la naturaleza absorba todos los restos que abandonamos de forma irresponsable en estos espacios naturales.

Miss Pachamama

Su proyecto se llama Miss Pachamama, bautizado así en honor a la diosa inca de los pueblos andinos cuya traducción podía ser 'Madre Tierra'. Está teniendo gran difusión en Internet, donde cuenta con una web (www.misspachamama.com) y perfiles en Facebook, Instagram y Youtube, desde los que va hablando de sus experiencias. De hecho, Rafael, graduado en Administración y Dirección de Empresas y con experiencia laboral en Valencia, Londres y Estados Unidos, ha trabajado en marketing, campo que ahora aprovecha para difundir su iniciativa.

Aunque reconoce que su viaje está siendo «muy duro física y mentalmente», se queda con la satisfacción de concienciar a todo el que se encuentra. De hecho, a raíz de su viaje «mucha gente me envía mensajes diciendo que antes no reciclaba y ahora sí, incluso amigos que antes no estaban muy concienciados», comenta.

Pese a la dureza y el esfuerzo del recorrido, Rafael ya está pensando en su próxima aventura. «No lo puedo dejar, me gusta demasiado para dejarlo», anuncia. Por lo pronto, ya está preparando nuevos viajes, en los que quiere combinar su pasión por la aventura, con su compromiso para ayudar a la gente a vivir de forma más sostenible. El próximo, si nada cambia, será a partir del próximo mes de mayo.

 

Fotos

Vídeos