Eduardo Cruz expone sus esculturas, dibujos y cerámica en el Auditorio de Roquetas

Eduardo Cruz, junto a una de sus obras expuestas en el Teatro Auditorio de Roquetas de Mar.
Eduardo Cruz, junto a una de sus obras expuestas en el Teatro Auditorio de Roquetas de Mar. / IDEAL
  • La muestra lleva por título 'El imaginario mundo de Eduardo Cruz' y reúne gran parte de su obra artística

El Teatro Auditorio de Roquetas de Mar celebró el pasado jueves la inauguración de la exposición 'El imaginario mundo de Eduardo Cruz'. En esta muestra se recoge una selección de la obra en escultura, cerámica y dibujo realizada por el artista Eduardo Cruz a lo largo de 60 años de trayectoria profesional.

Eduardo Cruz Rubio nació en Macael, el 17 de agosto de 1931, en el seno de una familia de canteros. En 1951 asiste a los cursos nocturnos de la Escuela de Bellas Artes Pascuala Mugaburu y a cursos de cerámica en la Escuela Rogelio Yrurtia, ambas en Mar del Plata.

En 1952 conoce al escultor José Alonso, su primer maestro, a quien ayuda los fines de semana en su estudio, recibiendo de él clases de modelado y talla y elaborando sus primeras esculturas en un lenguaje cercano al de su maestro.

A partir de esta fecha se producen contactos con intelectuales y artistas de origen español, italiano y alemán. En 1994 tendrá lugar su primera exposición en España, una retrospectiva de treinta y cuatro años en la Nueva Sala de exposiciones de Unicaja de Almería.

Realizará en este año 'Dama española' (versiones en bronce martelinado y madera policromada), 'Mujer reclinada' (bronce martelinado), 'Princesa Inca' (versiones en bronce martelinado y con pigmentación monocroma) y 'El padre Anastasio y su mujer' (madera barnizada).

De 1995 son 'Gallo de Cruz', 'Sueño del Poeta' y 'Mujer reclinada', las tres esculturas en madera policromada. En 1997 realiza 'Estación Residuos' con objetos y diversos materiales en donde integra dos obras de época anterior, 'Naves espaciales', de la Serie del espacio.

Abandona California para fijar su residencia en España en 1998, otorgándole el Ayuntamiento de Macael la Mención Especial al Mérito Cultural.