La Junta pide permiso para un parque de arrecifes artificiales en Aguadulce

La idea es habilitar una zona de arrecifes junto al Puerto Deportivo para fomentar el buceo.
La idea es habilitar una zona de arrecifes junto al Puerto Deportivo para fomentar el buceo. / IDEAL

La propuesta partió del propio Ayuntamiento hace unos meses, atendiendo a una idea de los empresarios de buceo agrupados en Asempal

J. VALDIVIAROQUETAS DE MAR

La Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía en Almería ha requerido al Ayuntamiento de Roquetas de Mar una concesión de ocupación del dominio público marítimo-terrestre de cara a poder autorizar la creación de un parque submarino de arrecifes artificiales en la playa de Aguadulce, según informó ayer Europa Press.

La iniciativa, impulsada desde el Área de Comercio, Turismo y Playas en colaboración con el colectivo de empresarios de buceo Acebal Asempal, tiene por objetivo la implantación de este proyecto «pionero» en Andalucía mediante la construcción de un parque subacuático de unos 6.000 metros cuadrados mediante el hundimiento de barcos u otro tipo de estructuras en el litoral.

Fuentes del Gobierno andaluz explicaron al respecto que el Consistorio roquetero registró su solicitud el pasado 22 de febrero, de forma que poco menos de un mes después, en marzo, se le informó de que debido al «carácter permanente» de las instalaciones, es necesario obtener un permiso en base a lo dispuesto por la Ley y Reglamento de Costas para tramitar la petición. Así, han añadido que «no se ha recibido solicitud de concesión» por el momento.

Por su parte, desde el Ayuntamiento han explicado que ante los «condicionantes administrativos» solicitados por la Junta se van a estudiar los trámites para «retomar con fuerza» el proyecto a partir del mes de septiembre, mes en el que, «si fuera necesario», se solicitaría una reunión con la Administración autonómica.

Para el gobierno municipal de Roquetas, los fondos de Aguadulce son «un espacio idóneo» para este arrecife artificial, ya que la propia Junta ubicó en el año 2013 uno en la zona, por lo que «se trataría de expandir esta primera instalación y convertir el espacio en un foco de atracción para buceadores de todo el mundo».

En concreto, el espacio propuesto se sitúa a 2.000 metros de los acantilados y 1.000 de la pradera de Posidonia, además de a 900 metros al sur de la bocana del puerto. Contaría con una extensión de 150 metros por 40, en total, 6.000 metros cuadrados.

Para los impulsores de la idea, esta ubicación es «perfecta» al encontrarse alejada de cualquier zona de reserva, parque o paraje natural, además de alimentar la biodiversidad de un lugar cercano al Puerto de Aguadulce, que cuenta con numerosos servicios.

Desde el Consistorio se defendió, cuando se dio a conocer el proyecto hace unos meses, la importancia que el buceo tiene para el sector turístico del municipio, apoyando la apuesta que las empresas del sector están haciendo para impulsar el submarinismo en las costas roqueteras, sin necesidad de que los usuarios tengan que trasladarse hasta Cabo de Gata, como ocurre en la actualidad. La pradera de posidonia y el proyecto del parque submarino que se quiere impulsar ahora, forman parte de esa estrategia para consolidar a la localidad como destino de turismo de buceo.

Fotos

Vídeos