balonmano

El BM Roquetas logra el ascenso a División de Honor Plata

El BM Roquetas logra el ascenso a División de Honor Plata
  • Las almerienses consiguieron aprovechar su condición de anfitrionas

El BM Roquetas, poco a poco, vuelve a ser el que era. Como el cauce de un río, que siempre acaba encontrando, casi sin querer, por inercia, el mar en el que desembocar, el conjunto almeriense recuperó este fin de semana la División de Honor Plata del balonmano femenino nacional. Resulta difícil centrarse en el presente cuando hay tantos éxitos pasados que acaparan los recuerdos en celebraciones de esta índole. El paso dado por el cuadro roquetero estos días hace que estos logros estén cada vez más cerca de volver a repetirse.

Para añadir vistosidad a esta gesta, las de Miguel Romero y Pedro Jorge Quinto consiguieron el ascenso en casa, con los suyos, arropadas durante todo el fin de semana por el público que se dio cita en el coqueto pabellón Máximo Cuervo de Aguadulce. Fue ahí donde el BM Roquetas despachó, uno a uno, a todos sus rivales por el ansiado ascenso.

El fin de semana empezó de la mejor manera posible para las locales, que se deshicieron del CBM Tierra de Barros por un abultado 30-17. Las locales basaron su juego en una gran defensa que funcionó de forma solvente y un ataque resolutivo dejaron sin opciones a su rival, que se fue al descanso a siete goles del conjunto roquetero. Las andaluzas no levantaron el pie del acelerador en la segunda mitad, demostrando su buen momento y postulándose como favoritas para lograr el objetivo del ascenso.

El CAB Cartagena, campeón de la Región de Murcia, fue la segunda víctima del BM Roquetas en la fase de grupos del Sector F. A priori, se esperaba un encuentro igualado y cargado de oportunidades para ambos contendientes, pero las de Miguel Romero y Pedro Jorge Quinto salieron decididas a no dar ninguna opción al cuadro murciano, superándolo por un 31-17 que dejó todo de cara para conseguir el objetivo el domingo. Las almerienses estuvieron arropadas por una afición que ya el sábado acudió en masa al pabellón de Aguadulce. El domingo fue cuando se registró la mejor entrada de toda la fase.

El subcampeón de la Comunidad Valenciana llegó el domingo al Máximo Cuervo con el objetivo de aguar la fiesta local. El BM Mare Nostrum Torrevieja, un equipo sólido y que se ha caracterizado durante toda la temporada por su buen juego, era el último escollo para que las andaluzas consiguieran estar en la División de Honor Plata.

No tuvieron nada que hacer las visitantes. Con un BM Roquetas desatado, una afición entregada y un rival a su merced, el resultado fue de 27-19 para las locales. La euforia invadió cada rincón del pabellón de Aguadulce, lleno de hinchas que aún hoy siguen soñando con volver a ver a su equipo, de nuevo, entre los mejores de España.