Condenado a nueve meses por maltrato a su pareja

La víctima saltó por el balcón de su vivienda hasta la de la casa contigua, en la que se refugió hasta que se produjo la llegada de los agentes de la Guardia Civil

EFEROQUETAS DE MAR

El Juzgado de lo Penal número 5 de Almería ha condenado a nueve meses y un día de prisión por un delito de malos tratos a un vecino de Roquetas de Mar de 62 años que golpeó a su pareja sentimental, que saltó desde su balcón al de unos vecinos cuando el hombre le dijo que la iba a matar.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 18:56 horas del 9 de agosto del 2017 durante una discusión de la pareja en el domicilio familiar de ambos en Roquetas de Mar, según recoge la sentencia, consultada por Efe y contra la que cabe recurso al no ser firme.

Durante dicha riña, el acusado, A.G.E.P., golpeó a su pareja en diferentes partes del cuerpo "con la "intención de menoscabar su integridad física y su dignidad como mujer" a la vez que le decía que la iba a "matar".

Ante esta situación, la víctima saltó por el balcón de su vivienda hasta la de la casa contigua, en la que se refugió hasta que se produjo la llegada de los agentes de la Guardia Civil.

Aunque la mujer se acogió a su derecho a no declarar durante la vista oral, uno de los guardias civiles que la atendió relató cómo ésta se encontraba "muy nerviosa y alterada y que presentaba varias heridas".

Además, otras dos testigos, residentes en la vivienda en la que se refugió, testificaron que acudieron a la terraza al escuchar moverse unas sillas y se encontraron con la víctima, quien estaba "temblando, nerviosa y asustada y con las rodillas ensangrentadas".

Dichas testigos añadieron que la mujer explicó que "las heridas se las había hecho al saltar salvo una en la cara interna de la rodilla, que se la había hecho el acusado".

Como consecuencia de estos hechos, la víctima sufrió contusiones en ambas rodillas y en la pierna izquierda que precisaron de asistencia facultativa y tardaron en curarse cuatro días, uno de ellos impeditivo para sus labores habituales.

A.G.E.P. ha sido condenado por estos hechos por un delito de malos tratos en el ámbito de la violencia contra la mujer a nueves meses y un día de prisión, a dos años de privación a la tenencia y porte de armas y se le prohíbe aproximarse a menos de 500 metros de la víctima durante dos años, periodo en el que tampoco podrá comunicarse con ella.

Fotos

Vídeos